Descubre todo sobre el Certificado de Profesor de ELE en este Seminario en línea

Quiero saber más
25/07/2022

10 Errores que no debes cometer en una clase de español online

El mundo avanza tan rápido que apenas nos da tiempo a describir los cambios que vivimos día a día. Lo que hace veinte años era ciencia ficción, hoy es realidad: ya existen vehículos sin conductor o dispositivos que encienden las luces de casa a la orden de “Encender comedor”.

Pero si hay algún ámbito que verdaderamente ha experimentado una transformación es el de la enseñanza. Según el periódico La Vanguardia, la educación a distancia ha crecido un 900% en el mundo desde el año 2000.

Además, las clases de español online nunca habían estado tan de moda: el ELE (Español como Lengua Extranjera) es estudiado por más de 490 millones de personas en todo el mundo. Durante estos últimos meses de incertidumbre, enseñar español online sin ser profesor ha sido una de las mejores opciones para aquellos que han perdido su trabajo o para los que quieren darle un giro a su carrera profesional. La demanda de cursos para enseñar español ha crecido exponencialmente, y con ella la cantidad de profesores de español que quieren pulir su metodología.

¿Quién imaginaba, allá por el 2018, que las clases de español como lengua extranjera ya no tendrían puertas de entrada, sinocontraseñas? ¿Quién se hubiera creído que alumnos y profesores de español compartirían impresiones mediante un chat? ¿Quién hubiera pensado que para hacer un proyecto en grupo ya no haría falta quedar en ningún sitio con el resto del grupo?

El futuro es ya mismo, y todo eso está sucediendo hoy. La enseñanza de español online ha llegado para quedarse. No es difícil entender por qué: es posible aprender español desde la comodidad de casa, la flexibilidad es mucho mayor, no se pierde tiempo en desplazamientos hasta los centros educativos… Por solo mencionar algunas ventajas.

Dentro del mundo global y amplísimo de la docencia online, los idiomas se han convertido en favoritos para ser estudiados a distancia. Tanto para adultos con largas jornadas de trabajo y poco tiempo libre, como para niños que disfrutan utilizando las nuevas tecnologías y aprenden sin darse cuenta, las clases de español online son la mejor opción. ¡Es posible adaptarlas a cualquier agenda!

“La inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios”

Stephen Hawking

En artículos anteriores de nuestro blog has descubierto que ahora es el mejor momento para enseñar Español.

¿Quieres saber cómo puedes llevar tus clases de español a otro nivel?

¿Quieres actualizar tu metodología y no sabes qué aspectos puedes mejorar?

¿Ya te has obtenido nuestro título Certificado de Profesor ELE y quieres consejos antes de lanzarte a dar clases de español por tu cuenta?

Sigue leyendo para descubrir los 10 errores que NO debes cometer en una clase de español online.

ERROR 1: No dominar la plataforma online

Imagina que estás a punto de empezar un curso en una escuela de idiomas en tu ciudad. Entras a la escuela, saludas a tus compañeros, llegas a la clase y… no sabes encender la luz. Tampoco eres capaz de escribir nada en la pizarra, porque no tienes rotuladores. Las sillas y las mesas están desmontadas por el suelo. Mientras, tus alumnos de español van llegando. Están en la puerta, listos para entrar. Te miran esperando a que arregles el desbarajuste. Pasa el tiempo, ya vas tarde, los nervios aumentan. Tus alumnos empiezan a perder las ganas de entrar en clase, creen que no te lo estás tomando en serio.

Esta situación parece imposible, ¿verdad? Pues exactamente eso mismo es lo que sucede cuando vas a impartir un curso de español online sin conocer bien la plataforma.

En primer lugar, deberás investigar qué herramienta se adapta mejor a las clases que vas a hacer. Actualmente, existen decenas de opciones con diferentes servicios y funcionalidades. Entre ellas, destacan, como herramientas de videoconferencia: Google Meet, Zoom y Microsoft Teams; y como herramientas para crear materiales educativos: Canva, Quizlet y Genially.

Sea cual sea la plataforma que escojas, deberás ver tutoriales de cómo utilizarla, practicar con ella, conocer todas las posibles opciones y estar completamente preparado para utilizarla sin dudar. Además, deberás ser capaz de resolver los problemas técnicos de tus alumnos.

De lo contrario, si no sabes dónde hacer clic, cómo escribir un mensaje en el chat, cómo compartir pantalla, o si accidentalmente finalizas la reunión y debes volver a iniciarla, tus alumnos se olvidarán de lo verdaderamente importante: aprender español.

ERROR 2: No invertir lo suficiente en un equipo adecuado

La imagen y el sonido son tus principales canales de comunicación. Siguiendo con lo comentado en el párrafo anterior, una imagen borrosa o un sonido distorsionado pueden alejar a tus alumnos del objetivo de la clase. Es indispensable tener unos auriculares con micrófono, o bien un micrófono externo. Por otro lado, si la calidad de la cámara de tu ordenador no es alta, deberás añadir una cámara externa también.

Comprar estos dispositivos puede parecer una inversión innecesaria, o no demasiado urgente. Nada más lejos de la realidad. Tus alumnos de ELE se cansarán mucho más rápido de prestar atención a una voz distorsionada o con interferencias que a una voz clara y sin alteraciones. Lo mismo sucede con la imagen: si no es posible conectar contigo de manera visual porque se te ve demasiado borroso o los colores no son lo suficientemente vivos, tus oyentes desconectarán.

Invertir en un equipo de calidad no significa tener la mejor cámara del mercado o unos auriculares de jugador de videojuegos profesional. Existen opciones asequibles que marcarán la diferencia entre clases mediocres y clases excelentes.

ERROR 3: No preparar la sala virtual ni los materiales con antelación

Si volvemos al ejemplo de la clase presencial de español, el equivalente a este error sería llegar tarde, y además, sin saber qué temario vas a impartir o cuáles son los objetivos de esa lección.

Imagina que tu clase de español empieza a las nueve de la mañana. Son las nueve y cinco minutos. Llegas a la puerta del aula, donde algunos alumnos están haciendo cola. Abres la puerta y ellos se van sentando, van preparando sus apuntes. Tú no tienes nada preparado, empiezas a pasar páginas del libro hasta que eliges un ejercicio al azar… “Página 54, actividad 3”. Tus alumnos te miran desconcertados, no hay una lógica tras esa decisión, ni un contexto de fondo para que esa actividad genere interés o curiosidad en ellos. En definitiva, no se da el proceso de aprendizaje.

En un entorno virtual, sucede exactamente lo mismo. Es un error abrir la sala virtual justo a la hora de empezar la clase. Como mínimo 5 minutos antes, inicia la sesión y permite el acceso a los participantes. Así, los alumnos podrán entrar y prepararse, comprobar que les funciona el audio y el vídeo correctamente, asegurarse de que todo está en orden. La clase no solo empezará puntual, sino que además empezará con calma y concentración.

Prepara y planifica tus materiales y te podrás concentrar en tu clase y tus alumnos te prestarán más atención.

ERROR 4: No organizar el tiempo atendiendo a las necesidades del formato virtual

Pensar que los tiempos necesarios en una clase de español online y en una clase presencial coinciden, es un gran error. En primer lugar, la comunicación es más lenta en un aula virtual. Realmente son milésimas de segundo, pero es algo que debes tener en cuenta.

Al estar en el mismo espacio, te puedes comunicar de manera totalmente instantánea con tus alumnos. Por ejemplo: imagina que preguntas algo sobre el tema que estás tratando en la pizarra, para comprobar que se entiende. ¿Qué sucede después? Principalmente, hay tres opciones: los alumnos te responderán al momento, o bien tras una pausa breve para pensar, o bien no sabrán la respuesta y te preguntarán ellos a ti.

En cambio, si estás a distancia, debes tener en cuenta que tu pregunta ha llegado unas milésimas de segundo más tarde a los oídos de los estudiantes. Es un error suponer que no lo han entendido por el simple hecho de que tarden en responder más de lo que tardarían en una clase presencial de español. Paciencia. No vuelvas a preguntar ni repitas lo explicado al momento. Recuerda: todo se ralentiza cuando estás a distancia. Prepara la lección basándote en estos lapsos, ve aprendiendo de tu propia experiencia online y la conversación en español irá sobre ruedas.

ERROR 5: No anticipar posibles problemas técnicos

En el ERROR 1 hemos mencionado que debes dominar al completo la plataforma que estás utilizando y también debes ser capaz de explicar cómo funciona a tus alumnos de español. Tú eres el responsable de resolver no solo tus problemas técnicos, sino también los de tus alumnos. Eres el facilitador: debes intentar que todo sea lo más fácil posible (incluyendo lo técnico).

Parece algo lógico, pero ¿tienes el cargador del portátil a mano? Es un error interrumpir la lección para ir a buscarlo o quedarse sin batería en medio de la clase. ¿Has probado que los auriculares funcionen bien antes de empezar? ¿Sabes si el vídeo que vas a ver en clase sigue disponible haciendo clic en aquel enlace que guardaste hace un mes? ¿Qué harás si uno de tus alumnos no te oye, no encuentra el chat o cierra accidentalmente la sesión y abandona el aula?

El secreto no radica en impedir que se den estas situaciones, por un simple motivo: se van a dar. No hay manera de evitar que a alguien (sea profesor o alumno de español) le falle la cámara, la conexión a internet o que no esté seguro de cómo descargar un archivo. La clave para solventar con eficiencia estos fallos técnicos es haberlos anticipado antes de que aparezcan. De esta forma, en el momento que sucedan, ya tendrás una respuesta preparada y la interrupción de la clase durará el menor tiempo posible.

ERROR 6: No motivar a tus alumnos a encender la cámara y participar

Volvamos de nuevo a tu clase presencial de español. Imagina que nadie está mirando a la pizarra mientras propones esa tarea nueva. Todos miran sus móviles, se miran entre ellos, o te dan la espalda. Se diría que eres invisible. Por más que te esfuerzas, siguen sin mirarte. Planteas aquella reflexión magistral que preparaste con ilusión la semana pasada para este grupo y… sorpresa: nadie responde. Nadie te mira. ¿Cómo te sientes ante este panorama?

La comparación con una clase de español online es obvia. Nadie enciende la cámara en tu clase. Hablas ante un tribunal de rectángulos de color negro, o de rectángulos con un muñeco dibujado, o de rectángulos con un nombre escrito. Pero desde luego, no te estás comunicando con personas. Únicamente ves tu cara dentro de un rectángulo y sientes que hablas solo. Si te quedas sin ideas, en este otro artículo de nuestro blog encontrarás 5 estrategias probadas para hacer que los estudiantes hablen más en las clases online.

Es un grave error no motivar a los alumnos de español a encender la cámara y participar activamente en clase. Ellos deben entender la vital importancia de poder hablar “cara a cara” y deben saber, desde el primer día, que la comunicación es muchísimo más gratificante si las cámaras están encendidas. ¿Acaso no es el idioma una herramienta para comunicarse, expresarse y abrirse al mundo? ¿Cómo es posible aprender español como lengua extranjera hablando con rectángulos en negro en vez de personas?

Tus alumnos entenderán que es necesario para su aprendizaje, y poco a poco irán perdiendo el rechazo a activar la cámara. Disfrutarán más si pueden verse las caras, y, por ende, aprenderán español de una manera más efectiva y enriquecedora.

ERROR 7: No crear vínculos con tus alumnos de español

En las clases de español online, exactamente igual que en las clases presenciales de español, se pueden (y se deben) crear vínculos con los alumnos. El hecho de estar dentro un aula con cuatro paredes o dentro de un aula virtual simplemente cambia el canal por el cual se imparte la lección. Absolutamente nada más. Debes interesarte por tus alumnos, debes ser una parte activa de su proceso de aprendizaje de español. Es un error pensar que no es posible crear vínculos con los alumnos por el simple hecho de verles a través de una pantalla.

Si combinas tus habilidades interpersonales con un título de profesor de español para extranjeros, el éxito en tus clases está asegurado. Conoce a tus alumnos, pregúntales por sus hobbies, por sus intereses. Poco a poco y prácticamente por arte de magia, irán confiando más en ti y utilizarán el español para hablar de ellos mismos. Compartirán sus opiniones, sus ideas. ¿Acaso no es ese el objetivo de un curso de español? La clase debe ser un ambiente seguro en el que poder expresarse libremente. No importa en absoluto si esa clase es presencial o a distancia.

ERROR 8: No simplificar al máximo las instrucciones que das en español

Como ya sabrás, si eres profesor de español, es un error básico acaparar el tiempo que tus alumnos tienen para expresarse. Las instrucciones, explicaciones y comentarios que ofrezcas deben ser simples, claras y directas. Sobrecargar a los oyentes con información nunca será una buena idea si lo que se pretende es motivarles a interactuar y a reflexionar.

Cuando se trata de dar clases de español online, lo explicado en el párrafo anterior tiene más relevancia, si cabe. Mantener la concentración mirando a una pantalla es mucho más complicado que mirando a una pizarra tradicional. En una clase de español online, tus alumnos están en sus casas, con todas las distracciones posibles al alcance. Entre ellas, se incluye la temida bandeja de entrada: están a un solo clic de leer ese correo que acaba de llegar en vez de escucharte.

Si complicas en exceso las explicaciones, alargas demasiado los ejercicios, o no sabes dividir la clase en secciones fáciles de manejar, tus alumnos “aprovecharán” ese tiempo para hacer otras tareas en su ordenador. Recuerda: instrucciones simples, claras y directas.

En este otro artículo encontrarás más componentes para dar instrucciones en tus clases de español.

ERROR 9: No cuidar tu imagen y la de tu fondo

¿Verdad que jamás se te pasaría por la cabeza ir a clase en pijama?

Pues esa es la sensación que tienen tus alumnos de español cuando entran al aula virtual y en tu fondo hay un salón desordenado. O demasiado sobrecargado. O con pósteres poco profesionales en la pared.

Estos pequeños detalles marcan la diferencia, es un error no mantener una imagen profesional en tus clases de español online.

Tanto tu vestimenta como tu fondo son parte de tu trabajo y del servicio que prestas. No debes olvidar que cada vez que enciendes la cámara es como si entraras a una clase de español de tu escuela.

Utiliza la ropa que utilizarías para ir a clase (no importa que no salgas de casa, en realidad estás yendo a clase). Presta atención al fondo y mantenlo siempre profesional: ni demasiados objetos, ni desorden, ni nada que no encaje en un ambiente educativo.

Por último, el ruido de fondo. Este debe ser nulo, o prácticamente nulo. No se deben oír conversaciones ajenas, ni el ruido de la televisión, ni ningún electrodoméstico funcionando, ni mensajes a tu teléfono móvil, ni… ¡Exacto! Ni nada que no se debería oír en una clase de español tradicional.

ERROR 10: No sonreír, no mirar a la cámara, no actuar con naturalidad

Por último, pero no menos importante, hablemos de tu actitud delante del ordenador. Al principio es complicado mirar siempre a la cámara, te sentirás tentado de mirar a tu propia imagen en la pantalla, o a las caras de tus alumnos… pero eso es un error. En todo momento debes mirar directamente a la cámara mientras te estés comunicando con los estudiantes de español. Sin excepción. Es la única manera de crear la sensación de “contacto visual” en una situación en la que, por definición, no puede haberlo.

Por otro lado, no te olvides de sonreír, gesticular con el rostro, expresar sorpresa si lo que tus alumnos te cuentan es sorprendente o duda si es hora de comprobar que la lección está clara. Esto es básico para que la clase no sea monótona, y también para potenciar ese vínculo que creas con tus alumnos de español (del que hemos hablado en el ERROR 7).

No actuar con naturalidad ante la cámara amplia las barreras entre los participantes y tú, y en consecuencia, se dificulta el proceso de aprendizaje de español. Aunque suene a tópico, sé tú mismo. Tus alumnos te lo agradecerán.

En resumen

Ahora ya conoces 10 errores que no debes cometer en tu clase de español online. Esta lista podría continuar prácticamente hasta el infinito, ya que siempre hay margen de mejora. De todas maneras, reflexionar sobre estos errores es un buen punto de partida para aumentar la calidad de tus clases de español. Finalmente, te invitamos a ver el vídeo de Elena Prieto, una de las tutoras invitadas en el curso Certificado de Profesor ELE, en el que ella responde a la pregunta ¿Cómo enseñar español online?, basándose en su experiencia y formación para español online.

Los errores tienen un componente positivo: son la prueba de que estás intentando mejorar. Así que… ¿A qué esperas para seguir aprendiendo de ellos? ¡Deja que hable la voz de tu experiencia!


Martina Monreal Carnicero es profesora de inglés, español y catalán en Oxford House por vocación, y es extremadamente inquieta por naturaleza. Le apasiona leer ensayos, leer novelas, leer artículos. Leer en general. Pero por encima de todo, su pasión es escribir. En el 2020 empezó a estudiar Escritura Creativa en el Ateneu Barcelonés y desde entonces trabaja en su propia novela. Estudió ADE (y el primer año de Matemáticas) en la Universidad de Barcelona, y también es administradora de los cursos Certificado de Profesor ELE. Compagina estas tareas con la creación de contenido para redes sociales.

¿Quieres certificarte como profesor de Español?

Enseña Español al mundo. En Oxford House somos líderes mundiales en formación de profesores de idiomas desde 1998. Estudia con nosotros desde cualquier parte del mundo. Este curso te prepara en profundidad para desenvolverte en el aula de una clase de español con seguridad y además incluye una sesión para ayudarte a encontrar trabajo.

Aprende más sobre Certificado ELE
Oye, ¡espera!

¿Te gustaría estar al día de nuestras noticias y de la forma de mejorar tus habilidades como profesor de ELE? Suscríbete a nuestro boletín.

map-marker linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram