Descubre todo sobre el Certificado de Profesor de ELE en este Seminario en línea

Quiero saber más
04/11/2021

5 estrategias probadas para hacer que los estudiantes hablen más en las clases online

Ya sea que hayas estado enseñando español durante décadas o seas nuevo en este campo, seguramente habrás impartido algunas clases online en los últimos meses. Incluso antes de la pandemia del 2020, los estudiantes comenzaban a apreciar la flexibilidad de las lecciones virtuales y ahora muchos de ellos no están dispuestos a despedirse de la conveniencia y practicidad que aportan.

También hay ventajas para el profesor en una clase online: puedes buscar estudiantes en varios países y ciudades, y aprovechar las herramientas tecnológicas para mejorar la experiencia de aprendizaje.

Todo esto suena genial, ¿verdad? Sin embargo, existe un pero: los estudiantes suelen estar menos dispuestos a hablar en las clases virtuales y si esto no se soluciona, su progreso puede verse obstaculizado.

Los alumnos necesitan hablar y recibir correcciones para mantenerse motivados, aumentar su confianza y mejorar su fluidez y precisión. Entonces, ¿qué estrategias podemos utilizar para hacer que los estudiantes hablen más en las clases online? Sigue leyendo para descubrir cinco de nuestras preferidas:

¿Por qué los estudiantes tienden a hablar menos en las clases en línea?

Para mejorar la situación, primero debemos considerar qué podría estar impidiendo que nuestros estudiantes hablen tanto como puedan. Este es un problema complejo, pero es probable que las razones incluyan algunas de las siguientes:

  • Puede ser la primera vez que los estudiantes estudian online. Todos tenemos experiencia aprendiendo en un aula física y sabemos lo que se espera en este contexto. El aula virtual puede resultar abrumadora.
  • La barrera física entre tú y tus estudiantes dificulta el uso de gestos no verbales y otras señales en las sesiones plenarias para indicar quién debe hablar y cuándo.
  • De igual forma, los estudiantes que trabajan en grupos más pequeños pueden encontrar más difícil tomar turnos. Es posible que se preocupen por interrumpir a los demás o que no les resulte tan fácil decir lo que piensan.
  • Puede que te resulte más difícil crear un ambiente cómodo y cohesionado en tu aula virtual.
  • Los estudiantes pueden tener problemas tecnológicos como tener dificultades para escuchar a sus compañeros de clase o temer que no los oigan.

Ahora que hemos pasado un tiempo analizando los factores que a veces impiden que los estudiantes hablen tanto como puedan, exploremos algunos consejos y trucos para superarlos.

1. Aprovecha las salas para grupos pequeños ('Breakout Rooms')

Independientemente de la plataforma que estés utilizando, es probable que tengas acceso a algo similar a los Breakout Rooms de Zoom. Esta función te permite organizar a los estudiantes en grupos más pequeños. Luego, el profesor puede moverse entre los grupos, observar, escuchar, dar comentarios, etc.

Hay varias formas de utilizar con éxito los Breakout Rooms. Por ejemplo:

  • Actividades comunicativas: hablar en grupos más pequeños a menudo hace que los estudiantes se sientan más cómodos. Estarán menos preocupados por cometer errores y tendrán más oportunidades de hablar. El profesor puede moverse entre las salas proporcionando una corrección instantánea, la cual puede ser más personalizada que en las tareas de todo el grupo. Otra opción es tomar notas y luego reunir a los estudiantes en la sala principal para una sesión de feedback.
  • Comparación de respuestas en parejas: como lo harías en el aula física, puedes pedir a los estudiantes que discutan sus respuestas juntos antes de compartirlas con el grupo. Luego, esto debería mejorar su confianza al ofrecer respuestas frente a toda la clase.
  • Juegos de equipo: los estudiantes pueden discutir las respuestas a preguntas de cuestionarios, acertijos, etc. con sus compañeros de equipo antes de enviar las respuestas. Este elemento competitivo mejora la motivación y agrega variedad.
  • Mini tutoriales: si deseas hablar con un estudiante sobre su asistencia, progreso, resultados de exámenes, etc., puedes sugerir una mini consulta en una sala para grupos pequeños. Esto es más personal que un correo electrónico y permite que el estudiante hable con mayor libertad.

2. Usa grabaciones:

Si tus alumnos no siempre se sienten cómodos participando en discusiones grupales, ¿por qué no pedirles que hagan una grabación? Esto tiene varias ventajas:

  • Los estudiantes pueden dedicar tiempo a planificar lo que quieren decir y grabar varias veces si es necesario.
  • Los estudiantes más tímidos o menos participativos tienen la oportunidad de brillar.
  • La tarea puede ser más libre o más controlada según tu objetivo. El profesor puede establecer límites estrictos de tiempo y contenido, o permitir que los alumnos decidan.
  • El profesor puede escuchar las grabaciones durante o después de la lección y proporcionar correcciones detalladas.
  • Los estudiantes pueden escuchar las grabaciones de los compañeros, proporcionar corrección de pares, intercambiar ideas y respuestas, etc.
  • Las grabaciones se comparten, editan y revisan fácilmente.

Por ejemplo, podrías pedirles a los estudiantes que se graben describiendo un dilema. Luego envían esto a un compañero de clase que graba una respuesta con una solución sugerida. Otras ideas son que los estudiantes graben anécdotas, mensajes, bromas, respuestas a preguntas de DELE, etc.

3. Haz preguntas directas

Los profesores de clases online a menudo evitan llamar a los estudiantes por nombre. A veces desean evitar poner presión, o temen el posible silencio y encogimiento de hombros que podrían sobrevenir. Sin embargo, si se usan con sensibilidad y en el momento adecuado, las preguntas directas pueden ser una gran herramienta para que los estudiantes hablen en las clases en línea. Algunos consejos:

  • Prepara a los estudiantes: hazles saber que llamarás a personas individuales. Díles tu motivo para hacerlo y explícales que no supone ningún problema si no saben la respuesta o cometen un error.
  • Empieza con lo fácil: haz preguntas sencillas al principio para ayudar a los estudiantes a desarrollar su confianza. Puedes preguntar la opinión de un estudiante sobre un tema conocido, o hacerle una pregunta de gramática o vocabulario que sepas que conoce la respuesta. 
  • Gestiona las expectativas: precede preguntas más desafiantes diciendo algo como "esto es complicado, pero ¿alguien sabe ...?"
  • Considera usar un recurso como Wordwall para seleccionar al azar a un estudiante para dar la respuesta: Esto funciona especialmente bien con los adolescentes para evitar las quejas de "¡no es justo!".
  • Felicita mucho: cuando los estudiantes vean que el profesor proporciona comentarios positivos, estarán más dispuestos a contribuir.

4. Divide las tareas en partes más pequeñas

A veces imaginamos que los estudiantes son reacios a hablar cuando en realidad no tienen claro lo que les pedimos hacer. Esto sucede especialmente cuando cometemos el error de apilar instrucciones, refiriéndonos al hábito de dar a los estudiantes una serie de instrucciones a la vez. Debemos evitar hacer esto durante las clases presenciales pero, al menos en ese contexto, es más probable que los estudiantes se sientan cómodos haciendo preguntas para aclarar lo que deben hacer. En las clases online, la acumulación de instrucciones puede provocar una especie de parálisis, en la que los estudiantes no comprenden la tarea ni se sienten capaces de hablar y pedir más información. ¿Cómo podemos evitar este problema?

Aquí tienes algunas ideas:

  • Da una instrucción a la vez: Por ejemplo, evita decir 'Vale chicos, lo que me gustaría que hagáis ahora es leer el texto de la página 56, discutir vuestras opiniones en pareja y luego responder las preguntas 8 y 9 de la página 57'. En cambio, asigna una tarea a la vez, y considera proporcionar comentarios entre las etapas.
  • Ten una lista escrita de instrucciones: Esto es especialmente útil para los estudiantes que tienen una conexión a Internet poco estable o que han llegado tarde a la clase.
  • Haz 'preguntas de verificación de instrucciones': Por ejemplo  '¿cuál de las actividades de la página 10 hay que hacer?' o '¿es necesario escribir tus respuestas?' Esto te ayudará a establecer si tus estudiantes saben o no qué hacer.
  • Anima a los estudiantes a que te envíen mensajes en privado si necesitan ayuda: Los estudiantes pueden sentirse avergonzados de mostrarles a sus compañeros de clase que no entienden, pero que no deberían tener problemas para enviarte un mensaje breve.
  • Diferenciar: en ocasiones, los alumnos dejan de hablar porque han finalizado la actividad especificada. Es una buena idea tener tareas de extensión para estos alumnos. Esto puede ser tan simple como algunas preguntas adicionales, comunicar lo que dijo su pareja, o cambiar sus respuestas a una forma negativa. De manera similar, estate preparado para dar apoyo a los estudiantes con menos nivel: puede que necesiten tu ayuda para participar en la actividad.

5. Utiliza encuestas

Puede ser muy frustrante preparar una discusión realmente interesante y atractiva, pero que ninguno de tus estudiantes ofrezca una respuesta cuando se le pide su opinión. Una posible solución a esto es el uso de encuestas. Algunas plataformas (como Zoom) tienen una función de encuesta y hay otros sitios web como Doodle que también ofrecen esta herramienta. Las encuestas tienen varios usos posibles. Por ejemplo:

  • Iniciar la conversación: podrías comenzar una tarea oral con una pregunta como "¿Cuál fue el mayor invento del siglo XX?", con varias opciones. Cuando los estudiantes hayan enviado sus respuestas, pide a los alumnos que las justifiquen, haz que los estudiantes discutan sus opciones en parejas, u organiza un debate.
  • Iniciar una sesión de feedback con todo el grupo: después de una tarea de discusión en grupos pequeños, pide a los estudiantes que compartan sus ideas mediante una encuesta. De nuevo, puedes solicitar explicaciones o aclaraciones según sea necesario.
  • Obtener los comentarios de los estudiantes sobre tus clases: si tu grupo no habla mucho, puedes hacer una encuesta anónima con una pregunta como "Completa la frase: hablaría más en clase si ..."
  • Pide a los estudiantes que creen encuestas entre ellos: si algunos miembros del grupo tienen dificultades para hacer preguntas abiertas, pídeles que hagan una encuesta. Esta es una buena manera de que comprendan más las opiniones de sus compañeros de clase y puede provocar una conversación más profunda.

Reflexiones finales

Esperamos que estas ideas te hayan dado algo en que pensar. Incluso los estudiantes más tímidos y menos participativos pueden animarse a hablar más en las clases online si empleas la combinación adecuada de estas sugerencias. Recuerda: ¡esta no es una ciencia exacta! Diferentes estrategias funcionarán para diferentes grupos, y es totalmente normal que incluso los estudiantes más entusiastas tengan un mal día cuando se sienten cansados y no tienen ganas de hablar español. Como siempre, nuestro objetivo debe ser fomentar la participación y motivar a los estudiantes: al fin y al cabo, el progreso es el progreso y los pequeños cambios pueden llevar a grandes mejoras.

Ahora más que nunca, las clases online están a la orden del día. El futuro es… ¡Hoy mismo! Si quieres aprender nuevas maneras de potenciar la expresión oral en tus alumnos o si crees que en el mundo del ELE las oportunidades son infinitas, nuestro Certificado de profesor de ELE es para ti.

¿Estás listo para comenzar una nueva y apasionante carrera profesional en ELE? ¿O quizás ya tienes experiencia como profesor de español pero te gustaría ampliar tus conocimientos, por ejemplo, en el mundo online? Inscríbete o envíanos un correo electrónico a [email protected] ¡No esperes más!


Luke Worsnop comenzó su trayectoria docente hace diez años trabajando como instructor de inglés en la Universidad de Niza. Después de esto, ganó experiencia en Suiza y Sevilla antes de unirse al equipo de Oxford House Barcelona hace más de cuatro años. Más recientemente, comenzó a trabajar como asistente de ventas y marketing para Oxford TEFL, y ha descubierto una nueva pasión por apoyar a los profesores en capacitación mientras comienzan y desarrollan sus carreras profesionales de ELE y TEFL.

¿Quieres certificarte como profesor de Español?

Enseña Español al mundo. En Oxford House somos líderes mundiales en formación de profesores de idiomas desde 1998. Estudia con nosotros desde cualquier parte del mundo. Este curso te prepara en profundidad para desenvolverte en el aula de una clase de español con seguridad y además incluye una sesión para ayudarte a encontrar trabajo.

Aprende más sobre Certificado ELE
Oye, ¡espera!

¿Te gustaría estar al día de nuestras noticias y de la forma de mejorar tus habilidades como profesor de ELE? Suscríbete a nuestro boletín.

map-marker linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram